EQUIPO DE TRABAJO

“Vivir la Hospedería es un privilegio, es una escuela de servicio para todos, está ahí, y nos espera. Lo único que nos exige es parar por un momento, mirar con ojos de esperanza y escuchar. Escuchar a nuestras huéspedes me hace crecer como mujer y mamá. Para mí es un regalo el poder estar ahí compartiendo sus vivencias y para ellas el sentirse escuchadas, es todo.”

“Durante los últimos años me tocó participar junto a Pepa Díaz y Clarita Jiménez  en los talleres de manualidades con las huéspedes, a través del trabajo con las manos, logramos tener la más linda de las experiencias, ver cómo SI es posible sacar lo mejor de cada una de ellas, superándose cada día con alegría, viendo sus sonrisas frente a sus logros y alguna lágrima, al compartir más de una pena.”

“Es un claro ejemplo de vida el estar frente a estas tremendas mujeres que cada día se levantan con fe y esperanza.”

Michèle De Solminihac R.