Retiro Jóvenes

Desde el 9 de al 11 de agosto Jóvenes Manquehue abrió a los jóvenes un retiro con el objetivo de que pudieran tener un espacio de oración, reflexión y silencio para iluminar su vida. Javier Lubascher (JJM), nos cuenta sobre el retiro de mujeres. “El retiro fue en la Casa Loyola, y fueron alrededor de 50 jóvenes de los tres colegios. El lema fue: “Quién es esta que viene del sediento apoyada en su amado” (Ct 8,5).

Del retiro de hombres, nos cuenta Alejandro Grhonert (B99): “Fue un retiro de oración y reflexión para exalumnos. Nos retiramos a Punta de Tralca, con 42 universitarios, bajo el lema “Ya es hora de despertarnos del sueño” (RB). Pudimos volvernos a nuestro interior para encontrarnos con Dios y para seguir progresando en la búsqueda. Aprendimos de Benito en cómo dejar que Dios sea Dios y que el silencio y la certeza de su presencia, son fundamentales para nuestras vida”.

Algunos testimonios:

Daniela Cortés (BIII°): “Fue una instancia de reencuentro con Dios, donde encontré mucha paz y pude fortalecer mis amistades espirituales, me gustaron mucho las actividades de oración personal”

Francisca Canales (A17): “Personalmente, fue un desafío. Siempre me ha costado mucho entender el silencio, pero una vez que lo logré, comencé a sentir como el Amor de Dios se me manifestaba por medio del oficio, de la Palabra, de las personas y de las conversaciones. Aprendí que la vocación es un camino que se busca día a día, que está bien distraerse, que está bien sufrir, todo es parte de la Vida. Porque a eso vino Cristo, a iluminarnos con la luz de la Vida Eterna para que no venzan las tinieblas y siempre podamos despertar y ver las maravillas de Dios. Esta vida viene en abundancia, acompañada del don de la fe y de un infinito amor por cada uno de nosotros, porque somos las hijas amadas de Dios y nosotras somos las que volvemos, del desierto, apoyadas en nuestro amado.”