Fr Benedict y Br Sixtus

La reciente visita del Fr Benedict y Br Sixtus fue una bendición para nuestra comunidad, donde compartieron con cada Decanía. Fr Benedict pudo reencontrarse con jóvenes con los cuales había compartido en años anteriores, quienes lo inspiraron para su nuevo rol que inicia en marzo 2020, como Jefe de Tutoría en su comunidad. Por su parte Br Sixtus se reencontró con un Movimiento que ha dado muchos frutos, con jóvenes de gran vocación y de gran espíritu misionero. Sixtus OSB, luego de catorce años, vuelve a visitarnos, comparte su experiencia y nos cuenta:

¿Cuándo y cómo fue la última vez que nos visitó?

Mi última visita fue en Pascua del 2005, cuando decidí hacer un retiro de dos semanas en Santiago antes de ingresar a la Abadía de St. Louis como postulante el 1 de abril. Mi primera visita fue en 2002 con el abad Patrick Barry OSB, también durante la Semana Santa. Cristóbal Valdés y Rafael Carvallo habían visitado St. Louis a principios de octubre de 2001, (justo luego del colapso del World Trade Center del 9/11), principalmente para presentar a los oblatos de St. Louis, de los cuales yo formaba parte, el estilo de “escrutar” de la lectio divina. Fue mi primera introducción a Manquehue. En total, esta fue mi cuarta visita a Chile, mi segunda visita a la Patagonia y mi primera como monje.

¿Por qué decidieron venir este año?

Durante mucho tiempo sentí afinidad por el lugar, la gente y la cultura. Muchos profesores, estudiantes y oblatos han viajado desde Santiago a San Luis a lo largo de los años y he tenido la bendición de ayudarlos con sus visitas en mi papel de Guest Master (Hospedero). Este viaje en particular fue planeado mucho antes de los problemas actuales que vive Chile. Nunca se habló de cancelar el viaje, y como sería posible, si el 2001 en nuestro tiempo de mayor necesidad, post colapso del World Trade Center el 11/9, Pipo y Rafael nos acompañaron, sentimos que este era el momento más apropiado y providencial para que regresáramos a Chile para unirnos en oraciones por la sanación y la paz.

¿Con quiénes compartieron durante su estadía? ¿Con qué comunidades / grupos?En primer lugar, gracias a la excelente hospitalidad benedictina de Angela y Cristian Duch al alojarnos en su casa. Ellos y sus hermosos hijos nos permitieron el lujo de ir y venir de su casa a todas horas de la mañana y de la noche para cumplir con nuestras reuniones, viajes, misas y convivencias necesarias con las diversas Decanías. Nos sentimos muy en casa y muy bien atendidos. También por Lilli estamos muy agradecidos.Compartimos lectio con varios grupos en los tres colegios, incluso durante nuestro tiempo en San José. Todos los grupos, profesores, oblatos, estudiantes, scouts o promesados, nos preguntaron por qué vinimos en este momento, por los disturbios y situación de Chile, preocupados por el mensaje que llevaríamos de regreso a St. Louis y Portsmouth.

 

¿Cómo estuvo su visita en la Decanía San José?

Es difícil expresar nuestra experiencia a San José en pocas palabras. Un lugar familiar en un entorno particular con sus caminos, senderos, jardinería, métodos de conservación, de un grupo de personas de Santiago. El decano, Rodrigo Vidal, fue un ejemplo de hospitalidad, junto a Javier Fernández y Cristóbal García. Nuestro guía personal para toda la estadia fue Clement Kouzmenkov. Tuvimos el placer de reunirnos y celebrar la misa con el obispo Luis en la sencilla capilla de Mallin Grande. José Manuel Eguiguren nos recibió gentilmente para cenar una noche en su casa, lo que nos brindó la oportunidad de escuchar más sobre los inicios del MAM, el comienzo del San Lorenzo, y las reminiscencias del abad Patrick de bendita memoria. Permanecerán en mis pensamientos y oraciones, cada una de las personas con las que compartimos, hasta mi próxima visita.