Abandonar la voluntad propia por amor

CASA SANTA HILDEGARDA

Comenzó nuevamente a funcionar la Casa Santa Hildegarda, Florencia Winter (A14), Jefa de scout de San Anselmo cuenta cómo ha sido la experiencia.

¿Por qué decidieron retomar la casa Santa Hildegarda?

El 17 de agosto decidimos retomar la casa Santa Hildegarda debido a la mejora en las condiciones sanitarias y la necesidad de poder vivir la experiencia. Partimos entonces seis jefas con ganas de vivir el espíritu de campamento, crecer en los pilares Dios Patria y Hogar y poder profundizar en nuestra misión de grupo scout.

¿Cómo ha sido la experiencia?

Ha sido una experiencia increíble en la que hemos visto cómo Dios es el que está a cargo de ir formando la experiencia y no nosotras por nuestras propias fuerzas. Hemos tenido varios momentos importantes. La celebración del 18 en que hicimos muchos juegos y compartimos con nuestros vecinos con quienes tenemos el patio común, además pudimos profundizar en Chile, en buscar vivir y fundar hoy la patria celestial. Celebramos a Santa Hildegarda, el 17 de septiembre, y vimos cómo su vida, con cada característica (escritora, mística, doctora, etc.), es luz para nosotras.

¿Cómo ha sido este tiempo?

Ha sido un momento muy especial de poder profundizar en la amistad, guitarreos, estudio, risas, clases. También una oportunidad para apoyarnos mutuamente en ser jefas de scout. Tenemos la oportunidad de constantemente compartir ideas, juegos, preocupaciones y sueños.

¿Algo que quisieras destacar?

Algo clave de esta experiencia es la conciencia que hemos tenido de organizar la casa con la Regla de San Benito, ya que desde el principio hicimos un decálogo a partir de ella y nos ha iluminado bastante en “poner nuestra esperanza en el presente”, “ver el tesoro de cada una y querer potenciarlo”, “estrellar nuestros pensamientos en la confianza de Dios”, etc.

Por último, estos días hemos aprendido mucho lo que es la humildad pudiendo reforzar lo que es abandonar la voluntad propia por amor.