CANTO A LO DIVINO: DÍA DE LA ORACIÓN POR CHILE

Desde la década de 1960 se ha realizado, sin interrupción, el Encuentro Nacional de Cantores a lo Divino en el Santuario Nacional de Maipú, potenciando así, el último sábado de septiembre de cada año, el Canto a lo Divino a través de la oración por Chile. Este Encuentro completó la versión 41 de su realización en 2019 El año 2020 y 2021 se vio interrumpida a causa de la pandemia, pero las versiones online no faltaron. Los versos fueron de homenaje a la Virgen del Carmen y de rogativas por un Chile mejor.

A continuación, un verso de Juan Maureira Cordero, un integrante de la Agrupación Folclórica San Lorenzo que se ha comenzado, poco a poco a formar como cantor a lo divino.


VERSOS DE ORACION POR CHILE

Juan Maureira Cordero

Santa madre del  Carmelo
Hoy Chile está recogido,
Por el favor concedido
Recuérdame desde el cielo.

Canto a ti virgen María
Que sabes todo de Chile,
Cuida que ya no vacile
Y avance con valentía.
Tal como tu hijo decía
Vengan a mi por consuelo,
Mis penas te llevo al cielo
Madre eres mi buen camino,
Llévanos hacia el divino
Santa Madre del Carmelo.

Mi refugio eres señora
Mi templo de adoración,
Hoy pedimos tu atención
Por Chile que ciego llora.
Que arrodillado te implora
Porque en pandemia ha perdido,
Ese corazón fornido
Y hay tristeza en todo el mundo,
Pena de abismo profundo
Hoy Chile está recogido.

Estos días no se van
Hay angustia y mucha pena,
Con tanta muerte y condena
También ha faltado el pan.
A tu templo muchos van
Buscando el pan bendecido,
Por tu hijo engrandecido
De la muerte el vencedor,
Gracias a ti y al Señor
Por el favor concedido.

Ven a mi Patria bendita
Y a mi barrio solitario,
Te rezaremos a diario
Un rosario Virgencita.
Unos hacen la grutita
En  altares o en el suelo,
Mi corazón con anhelo
Lleno de tu gracia santa,
En esta oración te canta
Recuérdame desde el Cielo.

Despedida:
Es hora de la partida
Mi Virgen serena y pura,
Mi mal ya tiene su cura
Siento mi alma bendecida.
Aun tengo alguna herida
De simple arrepentimiento,
Desde mi pecho no miento
Pues ya me siento sanado,
Cual Cristo ya estoy salvado
Mi pena la llevó el viento.