CELEBRAMOS REZANDO LOS 25 AÑOS DEL COLEGIO SAN ANSELMO

Alejandro Greene (B00), Rector del Colegio San Anselmo: “A pesar de no poder estar juntos, vimos con la Decanía la importancia de hacer estas vísperas para celebrar los 25 años, desde el punto de vista del paso de Dios por cada uno. Fue un tremendo regalo lo que vivimos. Se reunió la comunidad de San Anselmo: profesores, alumnos, exalumnos, apoderados y promesados, con la comunidad del MAM, presidió José Manuel, estaba Ignacio Eguiguren y personas de todas las decanías, incluida Santa Escolástica. Había 130 cámaras en Zoom, quizás unas 250 personas. Se invitó a cada uno a recordar un momento en que Dios le haya hablado y anotarlo en un papel. Después pudimos compartir, a través de las cámaras, esa palabra. Algunas fueron: Amistad, Comunidad, Vida, Conversión, Servicio, Scout o San José. Al final, terminamos escuchando nuestro himno festivo: “Dad la señal” y todos cantaban y bailaban. Terminada la canción, nadie se quería ir. Nuestra decana, nos invitó a seguir celebrando con un ágape en familia. Fue muy emocionante, una nítida acción de Jesús resucitado en medio nuestro, aclarándonos que el Espíritu Santo no está en cuarentena”.

Familia Uribe González, CSA: “Nuestra pantalla estaba llena de rostros familiares y alegres, todos desde sus casas, reunidos para celebrar rezando los 25 años del Colegio. Familias que decidieron dedicar su tarde al Señor. Estar de alguna manera juntos y “en la misma”, conectados con todas esas familias nos llenó el alma. Nos llenó de ánimo, alegría y gozo. Estábamos todos juntos escuchando la Palabra de Dios con mucho respeto y empatía. Estábamos sumamente nerviosos de hablar y cantar solos en el living para una audiencia grande. Practicamos y practicamos hasta que saliera bien, y gracias a Dios, salió todo como Él quería. Tutoría nos ayudó con todo el apoyo que se puede a distancia, pero sobre todo para recordarnos que esto es una celebración de la comunidad. Creo que lo que más nos marcó y nos quedó claro en esta cuarentena, gracias a estas Vísperas de celebración, es que Dios está en la capilla del San Anselmo, en el living de mi casa y en la pantalla de Zoom. Dios está aquí ahora con nosotros en esta misma línea de testimonio”.