Cuaresma 2021

El 12 de febrero, el Vaticano publicó el Mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma de 2021 titulado “Miren, estamos subiendo a Jerusalén… (Mt 20,18). Cuaresma: un tiempo para renovar la fe, la esperanza y la caridad”.

En él, el Santo Padre nos invitó a “vivir la Cuaresma como camino de conversión y oración, y para compartir nuestros bienes”, así como a vivir “una Cuaresma de caridad que quiere decir cuidar a quienes se encuentran en condiciones de sufrimiento, abandono o angustia a causa de la pandemia de COVID- 19”.

“En la Cuaresma, estemos más atentos a ‘decir palabras de aliento, que reconfortan, que fortalecen, que consuelan, que estimulan’, en lugar de ‘palabras que humillan, que entristecen, que irritan, que desprecian’. A veces, para dar esperanza, es suficiente con ser ‘una persona amable, que deja a un lado sus ansiedades y urgencias para prestar atención, para regalar una sonrisa, para decir una palabra que estimule, para posibilitar un espacio de escucha en medio de tanta indiferencia’”, advirtió el Papa.

Mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma de 2021


 

El Arzobispo de Santiago, Cardenal Celestino Aós, publico su mensaje a los fieles de la arquidiócesis de Santiago el día lunes 15 de febrero.

Nos invita a que la Cuaresma sea un fuerte ejercicio de preguntarnos ¿ que estamos haciendo nosotros  por los demás, por mi pecado? “Ante la Cuaresma, ante la crucifixión de hermanos migrantes abandonados o maltratados, ante la comodidad de quienes no se comprometen en la renovación de las estructuras sociales y la defensa de los valores cristianos, ante el egoísmo que se aprovecha de la realidad de la pandemia y del miedo a la enfermedad y la muerte, ante la violencia que no cesa y produce destrucción y dolor y muerte, ante… ¿por qué no buscar culpables? Cierto que hay quienes tienen una responsabilidad más manifiesta y quizás mayor; pero la responsabilidad es de todos. Y la Cuaresma nos invita: ¿Qué estás haciendo tú, ¿ qué vas a hacer tú?… Incluso en la celebración de los ritos de vía crucis, ceremonias, semana santa etc. Quizás nos veamos impedidos de congregarnos en los templos y capillas. Pero ¿ qué va a hacer usted y su familia?

Celebramos el “año de san José”. Protector y modelo. Muchas veces, leyendo los “Evangelizo de la infancia”, nos preguntamos por qué Dios no intervino directa y claramente. Pero Dios actúa a través de eventos y personas. San José era el hombre por medio del cual Dios se ocupó de los comienzos de la historia de la redención.

Y tú eres el “san José” hoy, el hombre o la mujer, a través del cual Dios quiere ocuparse de la historia de la salvación de tantos hermanos.

Mensaje Arzobispo de Santiago, Cardenal Celestino Aós, para Cuaresma 2021