DECANÍA SAN BENITO: LA ESTABILIDAD, “MANTENERNOS UNIDAS COMO COMUNIDAD”

Durante la semana pasada se realizó el primer Taller de Formación de Encargadas de Grupos de Lectio de la Rama Adultas Jóvenes de la Decania de San Benito. Magdalena Besa (B95), Jefe de la Rama, nos comparte:

¿Quiénes participaron?

Éramos alrededor de 15 Jefas de Comunidades de la Rama Adulta Joven. Una experiencia realmente exitosa, en donde pudimos compartir nuestros trabajos y ecos. Saber más en qué está cada comunidad. Realmente un regalo poder ver cómo las comunidades siguen juntándose con tanto entusiasmo.

¿Cómo se desarrolló el trabajo?

El tema a tratar fue la “Estabilidad”.  La Rama se dividió en varios grupos, los cuales tuvimos reuniones vía zoom, para compartir el trabajo realizado y contar un poco en qué estamos. El trabajo sirvió para reflexionar en nuestro rol como encargadas y en nuestra vocación como Abades de nuestras comunidades. El taller constó de tres partes: un video motivacional del tema, dado por Cecilia Bernales (B95) oblata cenobita; un trabajo personal y una reflexión comunitaria . Todo esto vía remota.

¿Cómo fue la experiencia?

Belén Ruiz Clavijo (B92): “Tantas cosas han sido distintas estos últimos meses, es redundante decirlo pero es real, todos sabemos que pandemias como estas han azolado a la humanidad anteriormente, todas con grandes consecuencias, inclusos con grandes cambios en la forma de vivir y de pensar y probablemente esta no sea la excepción. Dentro de muchas cosas comunes en situaciones parecidas hay una que quisiera rescatar, la vida comunitaria, que importante se han vuelto los otros, que importante se han vuelto las diferentes comunidades en las que nos relacionamos, vivimos, amamos… Como un invitado de piedra se instalo la distancia, con sus malentendidos y con sus bondades. Esta formación de abades vivida durante la semana tuvo sin duda los malentendidos de la distancia, como perderse el lenguaje corporal del otro, los abrazos, los silencios, etc. Sin embargo, fue una gran experiencia bondadosa de la vida comunitaria. De saberse parte de una comunidad que camina hacia Cristo, fueron momentos de gran exhortación en estos minutos de incertidumbre. Fue un llamado a la estabilidad, cuando el primer instinto es dejar todo y volverse a las propias necesidades.  Somos una comunidad de abades que tiene un centro en común: Cristo Resucitado y una gran misión: Anunciarlo”.

Rosario Navarro: “Eramos muchas y las Encargadas nos dividieron en grupitos chicos. Muy motivadora la Mane, como siempre, tan preparada y animada. Buenísimo saber de las experiencias de cada una, que nos sirven para reforzar nuestra Fe y también nos aportan nuevas ideas. Para mí además me sirve mucho para aplicarlo en los otros grupos a mi cargo. La Estabilidad pasa por mantenernos unidas como comunidad MAM y siento muy importante sentirnos apoyadas en nuestro rol de Abad y así poder animar y pastorear y ser una luz para cada una de nuestras      “ovejitas “, especialmente a las que no les ha salido tan fácil en este momento. Espero feliz en próximo encuentro sobre” Conversión de Costumbres”.