Despertar a la realidad de Dios

Con este tema central, el sábado 5, se realizó un nuevo campamento de los jefes de scout de Manquehue, generando un nuevo espacio de formación y unidad en torno a la identidad manquehuina de los grupos. Se vivió un espacio de encuentro, de reflexión comunitaria, oración y recreación entre todos. Pacita Tampe (B16): “Lo que más me marcó de esta jornada es las ganas de los jefes de querer compartir una instancia de profundidad, en donde Dios es el pilar fundamental. Cada uno de los jefes sentía necesidad de compartir algo con los demás y terminar con una convivencia entretenida, que permitió que también haya un momento de alegría y comunidad. Se nota que todos estamos en el grupo por una misma misión y creo que eso hace que todos se sientan más acompañados”. Denisse Andrade (L19): “Para mí este campamento de jefes fue bastante motivador, este es un momento para poder compartir en comunidad. Principalmente me quedo con la siguiente frase “Es hora de despertar del sueño”. Sergio Pérez (Promesado Activo DSL): “Para mí el campamento de jefes MAM fue una vuelta a la realidad que me ofrece Dios a través del camino scout, despertar a su trascendencia y saber que el campamento es una oración y es la manera que Dios me ha regalado para despertar a su amor y saber que el campamento no es un entre paréntesis de la rutina de la vida, sino que la rutina de la vida es un entre paréntesis de mi oración en campamento”. Matias Infante (A17): “Este campamento, tuvo momentos muy buenos, que me ayudaron a profundizar en mi búsqueda. Pero me quedo con la actividad individual llamada “Noche”. En esta pude estar 15 minutos en silencio, sin tener que preocuparme por el tiempo. La música que se escuchaba me ayudó a estar en armonía con Dios durante unos momentos.”