ENCUENTRO DE JEFES SCOUT DE LOS COLEGIOS DE MANQUEHUE

En palabaras de Max  Brinck (A17),   jefe  de  pioneros  del grupo  scout  hombres  CSA: “Desde las  11  a  las  13horas,  del sábado, estuvimos todos los colegios conectados  en  un  zoom, jefes y  jefas. Unidos y  encomendados por  una misma  misión,  la de  educar a  través  de  Dios. Estuvimos todos los servidores  de  Cristo sintonizados, para  recordar  nuestras  promesas, para no olvidarnos de  ser fieles y mantenernos en La verdad. En  mi opinión  personal, despiertos en forma  de  eco, esta  actividad  aparte  de  emocionarme mucho,  me  renovó  y pude sentir lo que estamos haciendo como scouts. Me  acordó  lo  importante de esta  escuela,  esta  sociedad  alternativa,  este  espacio  de  amor que  tanto  me  nutre,  ver  las distintas  caras, alegres compartiendo  en comunidad. La  lluvia y  el frío  nos golpea, pero cantar los  himnos, ver  fotos  de  campamentos, son  cosas  que  cada vez  me  hacen  más sentido, de  que somos  un  grupo  de  jóvenes  unidos por  un  cambio,  un  grupo  de  jóvenes  que  quieren formar, educar niños  y  niñas. Me  recordó  que  scout  es  lo  más lindo  que  tengo,  y  me  motivó  a  seguir  con todas las  ganas de  continuar  dando  la  vida por  este  querido  grupo , para  así poder  llegar a todos los niños y  jóvenes scouts  que  quieran  estar  en esta  linda  comunidad  de  siervos de  Cristo”.

Elisa Johnson (B16): “Fue una experiencia única, sin duda jamás esperamos una reunión entre todos los grupos online. He aprendido que la forma se debe adaptar a los tiempos y flexibilizar ante las adversidades, puede ser difícil tener que cambiar ciertas formas y tradiciones, pero lo importante queda; un sello scout que trasciende, a lo largo de los años, de distintas generaciones, contextos diversos, etc. Eso fue lo más impresionante de la jornada. Ver y sentir el espíritu scout incluso por zoom, hace evidente la fuerza e importancia que tiene, da una sensación de invencible y recalca que el amor y el camino scout esta en la esencia de cada uno de los jefes. El trabajo de formación de jefes fue power y el encuentro entretenido, casi doscientos jefes que a su vez guían muchos niños y jóvenes en la misión scout, aprendimos y reflexionamos sobre nuestro rol, sobre scout y la dimensión espiritual del ser humano. También hubo espacios más cercanos y de amistad con el taller y juego por grupos entre los tres colegios. Me quedo en especial con que la construcción de una sociedad alternativa, una nueva cultura que sacie la sed del hoy, parte aquí y ahora, ya esta siendo escrita. Como scouts estamos cambiando el mundo, desde pequeñas comunidades que viven radical y coherentemente su misión”.

 

Bárbara Mendez (L13): “Fue inmensamente renovador. Poder ver a tantos scout juntos y hablando de lo importante que es la escuela scout, fue muy emocionante.

También para las Jefas de san Lorenzo, ya que no vemos a las niñas con reuniones virtuales”.

 

Florencia Winter (A14): “Fue impresionante ver tantas caras, éramos como 150 jóvenes queriendo y buscando educar evangelizar a niños. Me inspira mucho ver que estoy acompañada por gente que quiere lo mismo. “Lo que me quedó es el trabajo en el cual nos dividimos en grupos chicos, mezclados, porque pude escuchar con otras palabras ideas que tenía en mi mente de otra manera…se renovó muchísimo. Me quedo con una gran inquietud a partir de esta organización de grupos;  a tomarme cada día mi promesa de scout en serio, saber que es algo para toda mi vida, es desafiante, ya que no sé lo que pasará en el futuro…que haré después. Mi única certeza es que quiero vivir viviendo la promesa de scout; en la búsqueda de Dios, la vida en comunidad, la amistad con los demás y el servicio hacia el resto”.