Entrevista Padre Richard Yeo (OSB)

Fr Richard Yeo (OSB), ex abad del monasterio de Downside, ex presidente de la Congregación Benedictina Inglesa y actualmente maestro de novicios de la Comunidad benedictina de Santa María de la Santísima Trinidad de Lurín, Perú.

¿Cuáles fueron los motivos de su viaje?
Uno de los motivos por los que estaba convencido que era bueno venir a Chile fue el estar consiente que, durante la pandemia de más de 12 meses, ningún miembro de la Congregación Benedictina Inglesa había podido venir. Pienso que es muy importante que nuestros lazos con Manquehue se conserven y fortalezcan.

¿Cómo ha sido reencontrarse con la comunidad del Movimiento?
Solo en San José fue posible encontrarme con los miembros de la comunidad, los oblatos y con los jóvenes que estaban allí. En Santiago pude encontrarme con poquísimos, lo que fue una tristeza; habría querido encontrarme con mis amigos y no fue posible, pero ¡es la pandemia! Siempre cuando he venido a Santiago y he vivido en la comunidad de Manquehue me he sentido en casa, y es lo que he sentido en esta ocasión, pero como digo estoy triste por no haber podido encontrarme con muchas personas.

¿Cómo fue celebrar la Pascua en la Decanía San José?
Lo primero que quiero decir es que la experiencia de llegar a San José (el viaje de Lima a Santiago, luego a Balmaceda y de ahí a San José) fue una aventura y con tantos obstáculos insuperables que, a último momento, fueron superados y me han convencido que era la voluntad de Dios que fuera a San José. Fuimos muy privilegiados, pues con menos restricciones que en Santiago, pudimos celebrar una Pascua casi normal, lo que fue verdaderamente un privilegio. Muy contento también de poder ir a la parroquia, celebrar las misas para los feligreses en Mallín y Guadal, visitar algunos enfermos y también presidir un funeral. Fue entonces para mi una experiencia muy rica.