Misión en Downside 2016-2017

Hace ya dos años que la comunidad monástica invitó a la comunidad Sta Escolástica a colaborar en el trabajo pastoral en Downside; y a apoyar a sus exalumnos y otros ingleses que han pasado su Gap Year en Chile. El centro es la vida comunitaria y de ella fluye el trabajo y la misión. Es  una vida comunitaria intensa, la liturgia de las horas y la Eucaristía diaria la hacen junto a la comunidad monástica. En las mañanas tienen  Lectio y formación en temas de espiritualidad manquehuina. En las tardes trabajan en el colegio, principalmente con los grupos de lectio y guiando a una comunidad de jóvenes que son jefes de grupo. Consuelo Braun oblata del Movimiento, nos cuenta: “Ha sido un paso muy importante tener el espacio de oración semanal con los alumnos, en estos grupos se les da formación y experimentan algo de la vida comunitaria. Aprenden a hacer lectio y así después ellos puedan ser jefes de los alumnos menores. En Chile es la tutoría, algo tan natural para la comunidad de los colegios del MAM, pero allá es toda una revolución”. Durante 10 años se hicieron misiones por dos meses, y una experiencia de 6 meses. Mientras estaban los chilenos todo funcionaba, pero la continuidad era difícil de mantener, “la idea es darle auto-sustentabilidad para que se prolongue en el tiempo y ese ha sido el desafío durante estos dos años. La idea es transmitir, evangelizar y formar en el conocimiento de la Palabra”. Participan en los retiros y actividades con los alumnos y profesores como también con los distintos jóvenes en las universidades, y en algunos retiros en conjunto a la comunidad San Columba (Ampleforth). Consuelo comenta que ha sido muy impresionante conocer el testimonio de los jóvenes cuando vuelven de Chile, lo que transmiten, sobre todo en el tema de la lectio y de cómo han ido formando sus grupos en sus propias universidades. También tienen relación con los otros monasterios de la Congregación Benedictina inglesa, hay visitas, amistad e intercambio con ellos. “Este periodo ha sido una experiencia comunitaria muy rica, el poder profundizar en nuestro carisma manquehuino y poder compartirlo. Impresiona que Inglaterra, un país desarrollado, con una historia impresionante se sorprendan y aprendan de nosotros, compartiendo lo que se hace en Chile; incluso hemos hecho talleres de lectio divina en las parroquias. Han sido dos años muy regalados, desde lo más sencillo a lo más profundo, un año de crecimiento y de compartir gigante”. El tema del idioma ha sido un desafío tremendo: “Compartir una experiencia en un taller de lectio desde lo más profundo es difícil, pero vas aprendiendo y es parte de… Ahora nos invitan un año más para poder consolidar lo que ya hemos hecho”. Para  los exalumnos de los colegios de Manquehue, ha sido una oportunidad enorme el poder compartir la experiencia de 6 meses: conocer a Cristo en la oración, en el desafío de la misión, conocer más el idioma, la cultura y depender de “otra” comunidad, fuera de su patria. Cómo dicen las que han ido: “la comunidad es patria, es familia”, realmente “no te puedes sentir más chilena que estando allá”. Ahora parte la nueva misión de 6 meses, y otro año más; las acompañarán durante este primer periodo; cuatro exalumnas del CSA y una del CSB.