“Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros proyectos son mis proyectos” (Is 55, 8)

Bajo este lema se realizaron los Talleres de Formación de Encargados de Grupos de Lectio de las decanías de San Benito y San Anselmo.

Magdalena Besa (B95 ), jefa de rama de la Decanía San Benito, nos cuenta que tuvo como objetivo darnos cuenta que “tenemos la mente de Cristo, a ver la vida desde los signos del amor de Dios”, a lo que agrega Consuelo Ercilla, jefa de rama de la Decanía San Anselmo: “Esta vez quisimos hacerlo abierto a todos los integrantes de la Rama Adulto. Bajo el lema “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros proyectos son mis proyectos” (Is 55,8) quisimos más que aprender conocimientos, tener una experiencia de oración y descanso en el Señor. Agradecemos especialmente a Alejandro Grohnert por su gran exposición y ayuda”.

Algunos de los asistentes nos dan su testimonio.

Francisca Mackenna (comunidad Sta Magdalena): “Me gusto mucho el taller ya que me confirma e invita a tomarle la importancia de la oración silenciosa. Abandonarse en Dios es optar por la fe, es una experiencia diaria que da paz, paz interior que milagrosamente se ve reflejada en el exterior.
Sin esperar nada pasa todo….. La oración silenciosa es tomar conciencia que todo nuestros pensamiento proyectos de vida etc son de Dios y uno hace su vida con Dios y el silencio con Dios nos hace sentirnos  amadas y acompañadas del amor de Dios… de verdad es una experiencia de amor, paz, y entrega necesaria para estos tiempos, esto es lo importante ahora y siempre.”

Bernardita Reyes (comunidad Sra Teresa se Calcuta): “Este ejercicio en la oración fue una nueva oportunidad de sentir fuertemente la invitación de seguir abriéndome a un camino hacia el interior de mi misma, profundo y honesto, a entender en su real dimensión que todo está en manos de Dios, que con su mirada amorosa Dios sabe lo mejor para mi. En lo personal, es un nuevo llamado a ir madurando en la Fe, a no quedarme en la superficie sino que profundamente entender que el regalo que me ha entregado Dios es extraordinario, que me permite descansar en Cristo, a confiar que su proyecto es bueno y amoroso, y además, seguir  sorprendiéndome que Dios tiene confianza en mí, que confía en que su palabra puede caer en tierra fértil y así entrar en un círculo virtuoso que es recibir Su palabra, llenarme de su amor y confiar. La invitación a “ejercitarme” a rezar en silencio, a buscar tomar conciencia de mis pensamientos y juicios y a limpiar con el agua de la palabra de Dios mis preocupaciones para enfrentar mis responsabilidades en Dios y sin miedo, es otro regalo especial que agradezco mucho. Agradezco el cariño con que fue hecho el taller, por las palabras de Alejandro Grohnert”.

Cristián Duch, Jefe Rama Hombres: “Para mi, todos los talleres son algo positivo y provechoso. Este en particular me gusto mucho ya que al escuchar a Alejandro pude tomar conciencia de la Oración y el tesoro está en que me permite encontrarme con Dios y mi yo más interior, poder descansar y estar en paz. También nos mostró lo que pueden hacer los pensamientos que me sacan del aquí y ahora y me apartan de Dios. Por lo que debo tomar conciencia de estos para volver a la oración”.

Catalina Lorca, Encargada de comunidad Santa Gianna: “Tuvimos un momento de oración personal en silencio que me ayudó a callar mis pensamientos y así tener un momento sólo con Él. Me sirvió para recordar que mis pensamientos siempre están presente, pero de mi depende ordenarlos y darles prioridad según lo que estoy viviendo a lo largo del día y así vivir el momento”.