RETIRO PROMESADOS ACTIVOS

El fin de semana del 3 al 5 de junio se realizó el retiro de Promesados Activos de hombres y mujeres.

Al retiro de hombres, realizado en Rancagua, asistieron siete promesados: Alejandro Greene (B00), Jaime Adasme (L03), Roberto Quiroga S. (A08), Nicolás Pino (L05), Felipe Ortiz (L98), Álvaro Gazmuri (B01) y Héctor Navarro (L09) acompañados por Alejandro Allende. Fue un retiro de silencio y oración donde se trabajó el tema de la humildad, hubo instancias de formación y finalizó con una muy buena convivencia. También tuvieron la visita José Manuel Eguiguren y Jonathan Perry.

Alejandro Greene nos cuenta su testimonio: “Fue una experiencia excelente especialmente por la vida comunitaria que se dio y las reflexiones en torno a la carta de la humildad que hicimos. Nos visitó José Manuel Eguiguren, con quien tuvimos una conversación de preguntas y respuestas. A partir de todo esto, yo me quedé con una idea: Los grados de humildad no son graduales, porque se cumplen en el Amor, por lo tanto, no es necesario subir toda la escalera, o esperar toda mi vida para vivirlos, sino es algo que puedo vivir hoy, en cada momento. El llamado a la santidad es hoy, y en ese sentido, el hombre viejo no debe ser tanto tema en mi vida, lo que importa es el hombre nuevo, y avanzar sin miedo desde esa confianza en Dios, quien ya venció la muerte y mi pecado, invitándome a permanecer en su Amor”.

El retiro de mujeres, por su parte, se realizó en el Monasterio de la Asunción de Rengo y contó con la presencia de dos promesadas, Elizabeth Osorio (L08) y Javiera Lubascher. Fue un retiro de silencio y oración, donde también se trabajó el tema de la humildad. Alejandra Valle, a cargo del retiro nos cuenta: “Rezamos el Oficio con la comunidad que nos acogió con mucho cariño y comunión. Fue una instancia muy buena, para profundizar en la amistad, formarnos y especialmente para rezar y encontrarnos con el Señor, en la intimidad”.