SANTUARIO DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN DEL CERRO SAN CRISTÓBAL

El Santuario es uno de los principales lugares de culto de la iglesia católica en Chile, que dominando la ciudad, se alza la estatua de la Virgen, de doce metros de altura.

¿Qué motivó la construcción del santuario?

El 20 de octubre de 1903, el arzobispo de Santiago Mariano Casanova convocó a una comisión para celebrar los 50 años de la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen. Esta comisión integrada por 19 personas, entre sacerdotes y laicos, propuso que la celebración central consistiera en la colocación de una imagen de la Purísima en el cerro San Cristóbal, encargándose de ver todos los detalles para concretarlo.

¿Cómo se llevó a cabo?

La imagen de la Virgen se encargó a una fundición francesa, se colocó sobre un pedestal de 10 metros y pesa 36.610 kilos.

Se trajo e instaló en Santiago en un terreno cedido al Arzobispado de Santiago. Las piezas se subieron en carreta a la cumbre del cerro San Cristóbal en un camino especialmente construido y habilitado para el traslado. El montaje implicó un enorme desafío estructural para la época.

¿Cuándo se inauguró la Virgen del cerro San Cristóbal?

La primera piedra se puso el 8 de diciembre de 1904, siendo inaugurado el 26 de abril de 1908 cuando que se bendijo la imagen de María Inmaculada, fruto del trabajo y aporte del pueblo chileno, el cual no escatimó esfuerzos en honor a la mujer que el mismo Señor Jesucristo dejó como madre de sus discípulos.

¿Qué completa el Santuario?

Junto a esta imagen se sitúa la capilla “La Maternidad de María”, inaugurada el 25 de diciembre de 1931, completando el entorno el “Camino de las siete Palabras”, donde diversos artistas plásticos ilustraron siete cruces con las últimas palabras de Cristo en la agonía en la cruz.