Unidos en una Gran Capilla Virtual

Debido al distanciamiento físico que implica esta pandemia, las capillas de las decanías no han podido funcionar físicamente, pero esto no ha impedido que se haga de manera virtual. Dándonos un espacio de encuentro y oración.

“De las cosas más positivas de la pandemia, ha sido poder hacer oración con la comunidad del MAM completa. Me encanta ver gente de todos los colegios rezando juntos, haciendo Lectio y compartiendo ecos con personas que normalmente no coincidiríamos. Me anima este trabajo que me ayuda a mí y a todas las caras que puedo ver semanalmente en mi pantalla. Se fortalecen los vínculos dentro del Movimiento de una manera distinta, al conocernos con la Palabra al centro” Ximena González DSB.

“Usualmente el viernes representa el último día de la semana laboral. Iniciarlo con el oficio de laudes en comunidad es un regalo que me muestra una Iglesia que sigue viva gracias al Espíritu Santo, que siento que me guía en la lectura y en la meditación de la palabra. Qué gran regalo es, además, poder sentir la presencia de toda la comunidad del movimiento a través de todos quienes se unen en la celebración. ¡Muchas gracias por esta tremenda oportunidad!” Alvaro Molina DSB.