VERANO EN SAN JOSÉ

Jóvenes ex alumnos, familias y oblatas visitaron San José para vivir diferentes experiencias:

En San Cutberto (ex puesto Caracuces), Ignacio Vallejos (A08) y Santiago Garcés (B17) pasaron unos días en retiros de silencio; en el lugar de acogida acampó un grupo de scout del colegio San Anselmo; San Agustín recibió a un grupo de Jóvenes Manquehue y a un grupo de jefes scout del colegio San Benito; San Columba acogió a la familia Prieto Campino; San Bonifacio tuvo de visita a Cecilia y Emily Blumer (A15); San Beda hospedó por algunos días a Pablo Rosenbaum (A11) e Ignacio Vallejos (A08); y a la casa Santa Hilda se sumó la casa San Jerónimo además de Florencia Winter (A14) que pasó unos días con la comunidad.

SCOUTS CSA: Nueve jefes de scout del CSA, liderados por Álvaro González (A17), quien acaba de asumir como jefe de grupo, visitaron San José entre el 27 de enero y el 05 de febrero, motivados por aprender a hacer oración personal y fortalecerse como grupo de jefes y poder formar una comunidad. 

JJM EN SAN AGUSTÍN: Diez jóvenes, cuatro formadoras y seis exalumnas, dos de cada colegio, vivieron una experiencia de formación y vida comunitaria, repitiendo el estilo de vida de la casa Santa Hilda. Tuvieron espiritualidades acerca de la vocación, el silencio, los pensamientos, la oración personal, la vida en comunidad; visitas de miembros de la decanía y testimonio de oblatos. Trabajaron en labores de mantención y haciendo un mejor acceso a la gruta de Virgen. Además, hicieron un retiro de silencio y paseos los dos fines de semana. La Liturgia de las Horas las marcó especialmente, además de la imponente naturaleza, ambas manifestaciones del amor de Dios que estuvieron presentes durante los catorce días que vivieron en el monasterio.

SCOUT CSB: nueve jefes se instalaron en San Agustín a vivir al ritmo del monasterio. Hicieron el Oficio completo, escrutaron, trabajaron, tuvieron espiritualidades, hicieron paseos y tuvieron momentos de convivencia, tanto entre ellos como con la Decanía. Agustin Muñoz (B18): “La experiencia nos ayudó mucho a revivir la llama Scout, especialmente en Cristo. Muchas espiritualidades giraron en torno al Grupo Scout, lo que nos motivó para comenzar el año 2021 con fuerza y con una comunidad de jefes unida. Gracias a esta experiencia hay jefes con entusiasmo e iluminados por el Espíritu que encontramos juntos en San José”.