Vigilia de Pentecostés

El sábado 22 de mayo se celebró la Vigilia de Pentecostés. Más de 200 personas, desde sus casas, pudieron celebrar una Liturgia de la Palabra, acompañada del canto y la alegría de la presencia del Espíritu en cada uno de los bautizados. Fue una fiesta de invocación al Espíritu, que está en cada uno. “Con el primer Pentecostés comienza en la vida de la humanidad la era del Espíritu, este descendió de una vez y para siempre, quedándose en cada uno. Cuando lo invocamos, estamos pidiendo a Dios que nos permita darle el espacio en nuestro día a día”, Patrick Blumer, oblato.