“VIVIR EL ESPÍRITU DE LOS TRABAJOS Y MISIONES EN LA CASA”

Con este lema, el día 24 de abril, la Escuela de Servicio de San Anselmo organizó un retiro para los alumnos de I° a IV° medio. Renato Van de Wyngard (A17), miembro de la Escuela de Servicio, comparte con nosotros.

¿Cómo surgió la idea de este retiro?

Surgió a partir de la inquietud, como Escuela, de poder vivir en espíritu los Trabajos y Misiones en un contexto tan adverso como una pandemia mundial. Sabíamos que esa misma semana eran las vacaciones de invierno de nuestros alumnos. Con esto en mente, se nos ocurrió que lo mejor era hacer un retiro cuyo tema fuera justamente sobre cómo vivir el espíritu de los TTMM de invierno, que tradicionalmente se realizan la primera semana de vacaciones,

pero en nuestra casa.

¿Cómo fue la organización?

Fue difícil adaptar en un principio lo que se hace habitualmente en un retiro (Ej. separarse en grupos más pequeños) y estar más cerca de los alumnos, con una pantalla en medio. A pesar de esto, gracias a la gran habilidad computacional de algunos miembros de la Escuela, logramos hacer un retiro muy similar a los retiros de JJM de Semana Santa, a través de la plataforma Zoom.

¿En qué consistió?

El retiro se dividió en tres partes, tratando de seguir el horario que se hace en TTMM. Comenzamos con una Escrutada, algo poco habitual en nuestra casa, pero fundamental para volver nuestra mirada a

Dios y escuchar qué nos quiere decir en este contexto de pandemia. Luego continuamos con el “trabajo”, en donde tuvimos un bloque para reflexionar sobre la pobreza en Chile y por qué es importante que exista gente dispuesta a ir a ayudarlos, en el contexto de TTMM. Por último, un bloque cuyo tema era “Vivir los TTMM en casa”, donde buscamos hacer propuestas concretas para vivir su espíritu en casa, desde los distintos ámbitos, como lo son la oración, trabajo, mayordomía, etc.

¿Cómo fue la experiencia?

Fue un gran éxito, contando con la participación de alrededor de 60 alumnos y algunos exalumnos. Esto nos recordó lo importante que son los TTMM en la vida de nuestros alumnos, y que, a pesar del contexto adverso que atravesamos, necesitamos un momento para detenernos y levantar la mirada a Dios.