Regla San Benito 19 agosto, 2018

Regla de San Benito (110)

  • Capítulo LXIII, 10-19

EL ORDEN DE LA COMUNIDAD

(10) Los más jóvenes, por tanto, honrarán a los mayores; los mayores amarán a los más jóvenes. (11) En la manera de nombrarse, nadie se permitirá llamar a otro simplemente por su nombre, (12) sino que los mayores darán a los más jóvenes el nombre de «hermanos», y los jóvenes a sus ancianos, el de «nonnos», que indica la reverencia debida a un padre*. (13) Al abad, puesto que se sabe por la fe que hace las veces de Cristo, le llamarán «señor» y «abad», no porque él se lo haya arrogado, sino por honor y amor de Cristo. (14) Pero considérelo él y pórtese de tal manera que se haga digno de este honor. (15) En cualquier parte que se encuentren los hermanos, el más joven pedirá la bendición al mayor. (16) Cuando pase uno de los mayores, el menor se levantará y le ofrecerá sitio para sentarse, y no se atreverá el más joven a sentarse con él si no se lo ordena su anciano, (17) para que se cumpla lo que está escrito: «Honrándoos a porfía unos a otros». (18) Los niños pequeños y los adolescentes, en el oratorio y en la mesa, ocuparán sus puestos con disciplina; (19) fuera y en cualquier lugar estén sujetos a vigilancia y disciplina, hasta que lleguen a la edad de la reflexión.


 

10 Ef 6 1-4; 1 Tm 5 1; Col 3 20-21

12 Lv 19 32

13 1 Tm 6 2; Rm 8 15; Ga 4 6

14  Tt  1  6-9;  2  Tm  2  15;  Ma  14  36

15  Ga  4  1-2;  1  P  3  9

16 Lv  19  32;  2  Ts  2  15;  1 Co  11  2

17 1  Ts  5  12-13;  Rm  12  10

18 Pr  3  11-12

19 Lc  2  51-52;  Ef  6  4

* Nonnos es un vocablo originario de Egipto. Debidamente latinizado –nonnus y nonna–, significó primeramente y en sentido propio «tío» y «tía», «abuelo» y «abuela». Luego se aplicó también a monjes, ascetas, vírgenes consagradas a Dios, etc., como tratamiento ligeramente familiar y cariñoso.