CARLOS IBAÑEZ DEL CAMPO

En cuanto a la denominación de «General Carlos Ibáñez del Campo», el Decreto Ley 712 de 1974 nombró a la región así por «la necesidad de rendir homenaje a la memoria del general Carlos Ibañez del Campo por su destacada administración y constante lucha por levantar nuestra Nación».[1]

¿Quién fue Carlos Ibañez del Campo?

Nació en Linares el 3 de noviembre de 1877, y murió en Santiago el 28 de abril de 1960.

Militar y político independiente. Presidente de la República entre el 21 de julio de 1927 y el 26 de julio de 1931, encabezando un gobierno autoritario, y uno democráticamente electo entre el 3 de noviembre de 1952 y el 3 de noviembre de 1958. Senador entre los años 1949 y 1952, por la Cuarta Agrupación Provincial “Santiago”. Ministro de Guerra durante los gobiernos de Arturo Alessandri Palma y Emiliano Figueroa Larrain, entre el 29 de enero de 1925 y el 9 de febrero de 1927. Vicepresidente de la República entre el 7 de abril y el 21 de julio de 1927[2].

Ibañez fue el protagonista del movimiento conocido como “ruido de sables”, donde un conjunto de militares mostró su descontento frente al régimen parlamentario desde las galerías del Senado. Dicho movimiento culminó con el fin del parlamentarismo, dando comienzo a una nueva época, caracterizada por el fortalecimiento del papel del Estado en la sociedad y la emergencia de la clase media. También ejerció una permanente influencia en la política chilena en las décadas posteriores, ya fuera como eterno candidato presidencial o, en algunas ocasiones, como canalizador de aspiraciones políticas de la población.[3]

Su primer periodo se trató de una dictadura de facto y se caracterizó por acentuar los fundamentos sociales y desarrollistas de la Constitución de 1925. En su segundo gobierno quiso consagrar las medidas económicas del primero, por lo que además de IANSA, creó entidades como el Banco Estado. No obstante, fracasó en su objetivo de consagrar las políticas de su primer periodo debido al disparo de la inflación sustentada por el nivel de gasto público, la alta dependencia del cobre y la Guerra de Corea (1950–1953).​ Por tal razón, su gestión de la década de 1950 se divide en una fase populista (1952–1955) y otra parcialmente liberal (1956–1958) marcada por las necesidades económicas. Asimismo, ese mandato no dejó legado político y terminó siendo un periodo de transición entre los gobiernos radicales (1938–1952) y la época de los tres tercios (1958–1973) donde la izquierda.[4]

 

 

[1]https://es.wikipedia.org/wiki/Regi%C3%B3n_de_Ays%C3%A9n_del_General_Carlos_Ib%C3%A1%C3%B1ez_del_Campo#Denominaci%C3%B3n

[2] https://www.bcn.cl/historiapolitica/resenas_biograficas/wiki/Carlos_Ib%C3%A1%C3%B1ez_del_Campo

[3] http://www.memoriachilena.gob.cl/602/w3-article-3323.html

[4] https://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_Ib%C3%A1%C3%B1ez_del_Campo