CELEBRACIÓN SOLEMNIDAD DE SAN JOSE

José, Hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer, porque lo engendrado en ella es obra del Espíritu santo.” (Mt 1,20)

El martes 19 de marzo, celebramos en nuestra decanía la solemnidad de nuestro patrono San José, esposo de la Virgen María. Las actividades empezaron en cada casa con el canto de las primeras vísperas el día lunes y continuaron el martes, donde la liturgia -el oficio de lecturas, laudes y la hora intermedia- estuvo teñida por los elementos de la solemnidad. En el desayuno y en el almuerzo leímos escritos y documentos que nos permitieron adentrarnos en el misterio de lo que celebrábamos y que nos enseñaban sobre San José, custodio del niño Jesús y también de esta comunidad. En la tarde del mismo martes 19, los formandos y formadores de San Beda y Santa Hilda se reunieron en el Puesto San Agustín para rezar juntos en unas Vísperas Generales, con un ágape y canto a lo divino.

Desde el sueño una misión
en silencio y sin reproche
nos demuestra que la noche
es tiempo de salvación.
San José con su oración
por Dios se dejó encontrar,
que lo vino a despertar
diciéndole tú eres hijo
como padre ahora te elijo
se su ejemplo en escuchar.