Chelenko

Con el lema “Señor danos de esa agua, para que no tengamos más sed” (Jn 4,15), más de 40 jóvenes vinieron a la Patagonia a compartir la Palabra de Dios a los pueblos de Puerto Guadal, Puerto Tranquilo y Mallín Grande entre los días 18 y 28 de enero. En las misiones Chelenko, que anteriormente se realizaron entre los años 2009 y 2013 y que nuevamente se reanudan, esta vez por un período de tres años, los misioneros, en coordinación con la Decanía San José y el Padre Porfirio, del Vicariato Apostólico de Aysén, llevaron el mensaje del Evangelio a turistas y pobladores, compartiendo su experiencia de fe por la radio, en distintos talleres para niños y jóvenes, y también en los campos. Después de un intenso trabajo y una fuerte vida comunitaria, las misiones concluyeron con el sacramento de la Confirmación de Nicolás Saldivia, joven de Mallín y amigo de la Decanía, presidida por el Obispo y Vicario de Aysén Monseñor Luis Infanti de la Mora. Terminada la Eucaristía todos partieron a San José a un asado final y una convivencia de despedida en la que los misioneros pudieron agradecer y compartir como el Señor había colaborado con ellos durante los días de misión.