Chelenko invierno

Desde el 21 al 31 de julio, 5 miembros del Movimiento viajaron desde Santiago para unirse a la decanía San José  y participar en las misiones Chelenko Invierno, que en esta ocasión se realizaron en la localidad de Puerto Río Tranquilo.

Por las calles, en los campos, por la radio, en el gimnasio, jugando truco, ordenando leña, los misioneros fueron conversando con los habitantes del pueblo, conociendo su enorme religiosidad popular, su cultura, su riqueza, su fe. Uno de ellos nos relata: “Nos hicimos conscientes, como la samaritana del Evangelio, de nuestra sed, y de la sed de tantos otros que buscan respuestas, que solo se encuentran en Jesucristo, porque el agua que él da se convierte en torrentes, en fuentes de agua viva que brotan para vida eterna”.

Por otro lado, Sergio Pérez nos cuenta: “Llegamos a Puerto Tranquilo con muchas ganas de misionar, nos tocó mucha lluvia y frío, pero eso no fue impedimento para salir a las casas y compartir la Palabra con las personas. Tuvimos momentos muy fuertes de oración personal y la comunidad de a poco tomó el rol de discípulo-misionero. Misionamos casa a casa, hicimos talleres de niños y documentales. Es emocionante  sentir el amor de Dios y saber que Él es el que actúa”.