FIESTAS COSTUMBRISTAS

Alrededor de mediados de febrero, los diferentes pueblos de la zona realizan encuentros costumbristas para valor, mostrar y perpetuar en el tiempo, tradiciones y quehaceres típicos de la región. Los vecinos de las distintas localidades se organizan para realizar demostraciones camperas y juegos que dan cuenta de la rica cultura local, y de cómo los pobladores intentan mostrarla y rescatarla del olvido con que muchas veces la modernidad las amenaza. Jóvenes y viejos se reúnen en torno a las mesas de truco y a las apuestas de la taba, mirando y aplaudiendo a los intrépidos jinetes que dan vida a las tradicionales jineteadas o a los diestros gauchos que intentan con los lazos apilar algún novillo. Los asados, tortas y empanadas no faltan, lo mismo que las rancheras y chamamés, y así, en un ambiente de fiesta y camaradería, turistas y pobladores celebran las ricas tradiciones que le dan vida a la cultura de estas tierras.