MAMÁ DE AYSÉN

En la década de los ‘80, el diácono Alvaro Barros viajó desde Santiago para realizar una investigación antropológica para implementar en el museo del Liceo San Felipe Benicio, actual Museo Regional de Aysén. A raíz de dicho trabajo, elaboró una pintura en base a elementos que percibió de la cultura local, obra que Monseñor Lazzarin -Obispo en aquella época- guardó en su biblioteca. Cuando Monseñor Luis Infanti lo sucedió en el cargo, colocó la pintura original en la capilla de la casa Belén, y se le dio difusión. Para el Jubileo del año 2000, la imagen se distribuyó masivamente como “identidad” de la iglesia de Aysén; se entregaron pequeños afiches en las bendiciones de las casas, y a partir de allí se hizo cada vez más conocida como la “Virgen o Mamá de Aysén”.

Al mismo tiempo, y con motivo del Jubileo, Arturo Barros Medina -pianista y compositor, nacido en Balmaceda-. compuso la “Misa de Aysén” y su canto final “Virgen de Aysén, se unió la imagen ya mencionada, consolidando así su lugar dentro de la iglesia y los habitantes de la región.

 

MADRE DE AYSÉN

Madre de Jesús
Salvador y Señor,
Madre del Amor,
Protectora de Aysén.

Virgen María
Madre de Dios
Señora de la Gracia
Madre del Perdón.

Yo quiero sentir,
Tu termura de flor,
De esperanza y fe,
Protectora de Aysén.

Virgen María
Madre de Dios
Señora de la Gracia
Madre del perdón.

Los hijos de Aysén
Hoy te quieren cantar,
Con tu protección,
Han llegado a tu Altar.

Virgen María
Madre de Dios
Señora de la Gracia
Madre del Perdón (bis)

Señora de la Gracia
Madre del Perdón (bis)[1]

[1] https://maestroarturobarrosmedina.wordpress.com/misa-de-aysen/