Padre Alberto Agostini

En 1910 se instala en Punta Arenas -proveniente de los Alpes Piamonteses- el padre Alberto de María Agostini, sacerdote salesiano que llega a contribuir en la misión evangelizadora y educativa que estaba realizando esa orden en la Patagonia chilena desde 1890. La geografía andina de la región llamó especialmente su atención, y poco a poco fue interesándose en conocerla y estudiarla, comenzando así un trabajo por el que sería ampliamente conocido, y que aportaría enormemente al poco conocimiento que aún se tenía de la zona. Según el profesor Mateo Martinic, “… gracias a tan admirable montañero y explorador salesiano sencilla y simplemente Chile y el mundo supieron a partir de entonces de las realidades geográficas, naturales, paisajísticas y humanas de un territorio maravilloso como es el distrito del Baker, de la Región de Aysén, que así dejó de ser definitivamente ignoto.”[1]

Sus exploraciones comenzaron en Magallanes, en la península Brecknock, en la Tierra del Fuego Occidental, para luego ir avanzando hacia el norte, llegando a estudiar el complejo montañoso de San Lorenzo, la cumbre más alta de la Patagonia luego de San Valentín, al que logró ascender en 1943, un hito en la historia del andinismo. “… cabe reconocer en el padre Alberto De Agostini al explorador que completó el reconocimiento fundamental de todo el sector andino comprendido entre los lagos Cochrane y Pueyrredón por el norte y el paralelo 48° de latitud sur… Con sus exploraciones cobró forma precisa el complejo orográfico cuyas formas cimeras son el San Lorenzo y las cumbres más conspicuas de la cadena Cochrane, sus cuencas y vertientes occidentales y demás elementos naturales caracterizados.”[2]

De la misma manera que sus estudios aportaron un gran conocimiento del territorio, también permitieron conocer la cultura y formas de colonización que se estaban dando en Aysén, y que -al igual que la geografía- eran desconocidas para el resto del país y del mundo. Sus exploraciones le permitieron entrar en contacto con los pioneros que estaban instalándose en la región, siendo testigo del proceso de poblamiento: “En estos últimos años casi todo el valle central del Baker así como sus valles secundarios, Nef, Cochrane, Salto, Ñadis y Colonia, abandonados por la Compañía del Baker, han sido ocupados por colonos chilenos inmigrados desde las provincias del Norte de Chile y particularmente de Chiloé y Llanquihue. Atraídos a esas apartadas regiones por la esperanza de conseguir medios fáciles de subsistencia… Dedícanse al cuidado y crianza del ganado lanar y especialmente del bovino; este último lo venden sobre el mismo terreno a compradores que, a través del territorio argentino, acuden a la región de Aysén.”[3] De esta manera, el sacerdote salesiano se convirtió en una fuente de incalculable valor para el conocimiento de la realidad de los pobladores de Magallenes y Aysén.

Además de su labor de explorador, el padre Agostini fue un prolijo documentalista, consciente de lo fundamental que era poder dar a conocer sus descubrimientos para el futuro de la región. De esta manera, documentales, entrevistas, exposiciones y conferencias acompañaron su labor desde un comienzo[4]. Por otra parte, “…fue pionero en la toma de fotografías aéreas en la zona de campo de Hielo Sur, que han sido de gran importancia para el levantamiento cartográfico de la zona, y en el uso de la fotografía en color, de acuerdo con las más modernas tecnologías de la época. Sus películas, por otro lado, constituyen un legado de un valor incalculable, puesto que son los primeros y únicos registros cinematográficos de los pueblos magallánicos y de la región en general. De entre éstas, las más importantes son Tierra del Fuego y Tierras Magallánicas, con las cuales hizo conocida la Patagonia en todo el mundo.”[5]

Damos así una breve pincelada a lo que fue la obra de padre Agostini, en un intento por volver a recordar y valorar la vida y el trabajo exploratorio de este misionero que tanto contribuyó al conocimiento de la geografía y población del Aysén de la primera mitad del siglo XX, una época en que la región se estaba formando sin que nadie tuviese mucha conciencia de ello, falencia que este salesiano contribuyó a suplir.

 

Para ver fotos tomadas por el padre Agostini, picha aquí.

 

 

 

 

 

Bibliografía

Martinic, Mateo. “El padre de Agostini en el Baker”, en IV Seminario, Aysén redescubre sus raíces, Cochrane, 2010. Ril Editores, Santiago de Chile, 2010.

http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-545.html#presentacion

http://andesmarques.blogspot.cl/2010/02/el-padre-de-agostini-el-cura-montanero.html

http://andesmarques.blogspot.cl/2010/02/el-padre-de-agostini-el-cura-montanero.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Alberto_Mar%C3%ADa_de_Agostini

 

 

[1] Martinic, Mateo. “El padre de Agostini en el Baker”, en IV Seminario Aysén redescubre sus raíces, Cochrane, 2010. Ril Editores, Santiago de Chile, 2010. Página 32.

[2] Ibid. Op. Cit.P. 27

[3] Andes Patagónicos, p. 328-329. En Ibid Op. Cid. P. 30

[4] Cf. Op. Cit. P 25

[5] http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-545.html