RUIBARBO

Luego de la Segunda Guerra Mundial, los inmigrantes europeos que llegaron a Chile -y a todas partes del continente- trajeron con ellos una cultura, costumbres y hábitos que vinieron a mezclarse y enriquecer -en la mayoría de los casos- la cultura local. Vestimenta, tradiciones, música y arte fueron parte del equipaje de quienes escapaban de una Europa destruida, así como también plantas, sabores y cultura culinaria. De esta manera, quienes se instalaron en suelo chileno quisieron reproducir en el algunos de los vegetales de su madre patria, buscando así hacer hogar en unas tierras hasta entonces desconocidas. Tal fue el caso del ruibarbo, una planta comestible originaria de Asia, posteriormente introducida en Gran Bretaña y Estados Unidos, y que hoy se cultiva en la zona sur de nuestro país gracias a su preferencia de climas fríos y adversos.

Su clasificación como fruta o verdura es ambigua “…debido a que el ruibarbo botánicamente es una verdura, pero en los años cuarenta fue designado en Estados Unidos como una fruta y así se ha venido considerando hasta ahora”.[1]

El ruibarbo (Rheum rhabarbarum) “…puede medir hasta 3 metros de altura y consta de grandes hojas con tallos gruesos de hasta 5 centímetros, con colores que varían entre el verde y el rojo”.[2]  Parecido al apio, el tallo es la única parte comestible, ya que las hojas y raíces son potencialmente tóxicas debido a su alto contenido de ácido oxálico. Es de sabor ácido y ligeramente dulce, por lo que se consume cocido o como ingrediente de mermeladas, jaleas y postres. Incluso ha comenzado a producirse un espumante a base de esta planta[3].

Otro de los usos que se la ha dado al ruibarbo es en la medicina, ya que tiene grandes efectos estimulantes y digestivos.

Compartimos algunas preparaciones que pueden realizarse con el ruibarbo, pero recuerda, ¡sólo con el tallo!

 

Te de ruibarbo

500 ml de agua;

2 cucharadas del tallo del ruibarbo.

Colocar el agua y el tallo del ruibarbo en una olla y llevarla a fuego alto; luego de que hierva, bajar el fuego y dejar cocinar durante 10 minutos. Colar y beber caliente o frío y sin endulzar.

 

Mermelada de ruibarbo

1k de ruibarbo

800 gr de azúcar

½ litro de agua (o más si fuese necesario)

Jugo de 1 limón

Raspar los tallos y cortarlos en trozos pequeños. Una vez limpios, agregarlos al agua hirviendo y cocinarlos por alrededor de 5 minutos. Agregar el azúcar, el jugo de limón y dejar cocinar revolviendo de vez en cuando hasta que tome consistencia.

Una vez que llegue al punto deseado envasar caliente en frascos previamente esterilizados.

 

 

 

 

[1] https://www.directoalpaladar.com/ingredientes-y-alimentos/el-ruibarbo-que-es-y-para-que-se-utiliza

[2] https://findelmundo.tur.ar/es/gastronomia/productos/ruibarbo/3613

[3] Cf. https://www.webwines.cl/product/1045281/espumante-premium-rui-patagonia-de-ruibarbo

 

 

Fotos de:

https://www.directoalpaladar.com/ingredientes-y-alimentos/el-ruibarbo-que-es-y-para-que-se-utiliza

https://es.scribd.com/article/437831857/La-Raiz-De-Ruibarbo
https://www.minutoneuquen.com/con-estilo/2020/6/18/el-ruibarbo-un-producto-natural-para-sumar-la-pasteleria-228891.html