SAN BENDA

El lunes 25 de mayo la Iglesia celebró la memoria de san Beda el Venerable, monje anglosajón que murió el año 735 y que es el patrono de la casa de formación de hombres en el monasterio de San José de Mallín Grande.

Los miembros de la Casa San Beda quisieron celebrar a su santo patrono. Además del incremento en la calidad de las comidas, las lecturas durante el desayuno y el almuerzo giraron en torno a la figura de Beda y a la crónica de la fundación de la Casa y de la Decanía hace ya 19 años. Fue un día de preparaciones, y nuestros formandos desplegaron todos sus conocimientos y habilidades en el arte de la acogida.

En la tarde llegaron las mujeres de la Casa Santa Hilda, la familia de la Casa San Bonifacio y también Domingo con la Magdalena para festejar con nosotros -Domingo y Roberto son “exalumnos “ de la Casa-. Estaba todo decorado con frases de Beda; en una de las paredes había una línea de tiempo con la historia de la Casa y en una de las mesas -a modo de museo-, dejamos todos los escritos del Santo que pudimos reunir. Durante las Vísperas, especialmente preparadas, con antífonas y lecturas, leímos una carta que nos mandó José Manuel desde Santiago.

Para algunos el punto culmine de las celebraciones fue la gran comida: una parrillada a lo San Beda, con un mesón de postres típicos de la casa.

Colgamos sobre las puertas de los dormitorios dos cruces que nuestros formandos nos regalaron a principios del semestre. Ellos también contaron a nuestros huéspedes como ha sido para ellos el transcurso del semestre de formación y la vida comunitaria, acompañadas de “cuartetas” sobre san Beda. Compartimos una de ellas.

“En la antigua Notumbría

dio al Señor toda la Gloria

con mirada espiritual

fue cronista de la historia”