Te Deum – Aysén 2021: “En el cielo una estrella; viviendo aquí en la tierra”

Con un aforo limitado, ante autoridades y representantes de la sociedad civil de la región, el Obispo Vicario Apostólico de Aysén, Luis Infanti, presidió la solemne liturgia Te Deum 2021 en la Catedral de Aysén en Coyhaique, destacando la “estrella” de la conversión que necesita Chile en la construcción de la “Patria-Matria” en esta nueva época de la humanidad.

Inspirado en la lectura del evangelio de Mateo 2, 1-12, el Vicario Apostólico de Aysén expresó que: “… en este Te Deum hemos escuchado la palabra que nos habla de una estrella. Unos sabios de Oriente siguen una estrella, dejan sus comodidades y su tierra para buscar donde los lleva esta estrella”.

“Son inquietos buscadores —subrayó el padre Obispo— tiene dudas, preguntas, averiguan, emprenden caminos nuevos, se abren a la novedad, siempre confían”.

Y más adelante, en su mensaje, el padre obispo Luis se preguntó “¿cómo reconocer en este texto sagrado lo que nos pasa hoy en Chile y en el mundo?… Nosotros, como personas, como familias, como instituciones, como comunidades, como pueblo chileno ¿tenemos una estrella que nos guía? ¿seguimos algún ideal elevado?”.

Y en seguida agregó: “vivimos tiempos desafiantes:

– estamos transitando hacia la elaboración de un nuevo texto Constitucional;

– estamos en un período de nuevas elecciones;

– estamos sumergidos en una preocupante crisis climática;

– estamos gravemente heridos por hechos permanentes de violencia familiar y social;

– estamos atrapados por el virus mortal de la desconfianza;

– estamos infectados por el cáncer del consumismo;

– nuestro corazón patrio sangra de odio, de agresividad, de descalificaciones rápidas y humillantes, de marginaciones;

– hay inequidades y corrupciones que nos indignan;

– muchos medios de comunicación nos contaminan el alma de pesimismo y pasividad;

– hay incluso intentos para silenciar y marginar las vivencias de la fe y de la espiritualidad, de la vida social;

– y no faltan planteamientos que hasta buscan cercenar Derechos Humanos básicos y esenciales”.

Ante estas realidades el obispo vicario de Aysén se volvió a preguntar: “¿podremos seguir así?”. Y la respuesta fue: “¡Necesitamos conversión!

Finalmente, el Pastor de Aysén, oró porque: “que cada uno de nosotros seamos así una ESTRELLA del cielo que brilla en nuestra amada tierra, consientes que nuestra fe y nuestra espiritualidad son esenciales para impregnar de sentido y de responsabilidad creadora y creativa en la construcción de nuestra Patria-Matria”.

 

Ver noticia completa en www.iglesiadeaysen.cl