Vicariato

A fines de 1910 llegan a la región los primeros religiosos en plan evangelizador, pertenecientes la Compañía de Jesús. En 1928, Ramón Munita, obispo de Ancud, acompañado por el padre Guillermo Weisser, hace una visita de reconocimiento, preocupado por el virtual abandono espiritual en que se encontraba el territorio.

En 1934 se creó canónicamente la Parroquia de Puerto Aysén con jurisdicción sobre toda la Provincia, siendo el padre Weisser el primer párroco. Se construyó la primera capilla católica de Coyhaique y el primer templo católico de Aysén en su capital. En 1937 llegaron los misioneros de la Congregación de los Siervos de María a petición del obispo de Ancud. Ese mismo año llegaron las religiosas de la Congregación Siervas de Nuestra Señora de los Dolores.

Gracias al incremento de sacerdotes, aumentaron las misiones rurales, y se acentúa la acción católica de servicio social, lo mismo que las misiones hacia el interior del territorio. En 1940 se crea la Prefectura Apostólica de Aysén, siendo el primer obispo el padre Antonio Michelato, y en 1955 fue convertida en Vicariato.

Desde 1999 Monseñor Luis Infanti della Mora es el Obispo Vicario Apostólico.