Jornada Encargados de Grupos

“Dedícate a la lectura, a la exhortación, a la enseñanza. No descuides el carisma que hay en ti” (1Tm 4, 13b, 14ª).

El lema entregado por el Responsable del Movimiento, José Manuel Eguiguren para los años 2017 y 2018, fue el énfasis que tuvo nuestra Jornada de Encargados 2018.

Esta se realizó en el colegio CSA y asistieron 93 Encargados de Grupo de Lectio de las tres decanías (San Benito, San Anselmo y San Lorenzo).

La jornada empezó con Laudes en la capilla, después Gigi Blumer decana del CSA dio la bienvenida. Luego nos dirigimos en pequeños grupos para hacer nuestros primeros trabajos siempre a la luz de la Palabra.

Después de un rico café escuchamos la charla dada por Roberto Quiroga, quien profundizó sobre el espíritu del lema, contextualizándolo y mostrándonos cómo la Lectio va corrigiendo nuestra mirada, permitiéndonos ver la realidad con los ojos de Dios.

Volvimos a los grupos para el último trabajo en que meditamos y descubrimos los dones que Dios nos ha regalado y que nos ayudan en nuestro trabajo de encargados.
Terminamos rezando Intermedia con un cierre de Consuelo Ercilla Jefa de Rama del CSA.

A continuación les dejamos dos testimonios de lo que fue la Jornada.

M. Eugenia Valdés, comunidad San Felipe Neri:

“No descuides el carisma que hay en ti…
Una vez más GRACIAS a los que se preocuparon de preparar esta jornada. Gracias por su cariño desinteresado y por ayudarnos a abrir un poco más los ojos del corazón, y así, poder ir dándonos cuenta que debemos cuidar y sacar el mejor partido a todo lo bueno que Dios nos ha entregado. Debemos usar esos talentos en beneficio de otros y así cumplir bien nuestra pega de ayudantes de Cristo, contando a todo el mundo, lo maravilloso que es nuestro Padre que está en los cielos.”

Dominique Larraín, comunidad Nuestra Señora de Aparecida

“La jornada del sábado estuvo realmente buena. Cada momento en los grupos de trabajo y en la charla de Roberto Quiroga invitaban a un encuentro con Dios a través de la Palabra y de los ecos de otros. Fue un regalo tener un tiempo de reflexión y oración en comunidad.”