Retiro Rama Adultos

Bajo el lema “Mira que hago nuevas todas las cosas” (Ap.21,5) el sábado 11 de mayo, se llevó a cabo una nueva versión del Retiro de Adultos, donde se vivió un verdadero momento de encuentro con Cristo, en la lectio, en la oración, en el silencio y en la comunidad. 

Se dio inicio con la oración de Laudes, donde además, los presentes pudieron escuchar a Consuelo Verdugo, quien les habló sobre la importancia del silencio para entrar en oración.

Así, se dio paso a un espacio de oración y de lectio compartida, donde cada uno tuvo la oportunidad de escuchar lo que el Señor quería decirle en ese momento, para luego compartirlo con sus grupos de trabajo.

VIVIR EL ESTADO DE CONCIENCIA HABITUAL

José Manuel Eguiguren realizó una charla en la que invitó a las personas a volver a la conciencia de Dios, a través de la palabra, de la Lectio y de la Regla de San Benito.

Para ello, hizo un llamado a abrir el oído del corazón y volver a Cristo, a su presencia.

Después del almuerzo, se llevó a cabo una actividad de descubrimiento, donde cada uno de los presentes, pudo hacer una introspección e identificar los espacios de su vida donde Dios se ha manifestado.

El día cerró con la oración de vísperas y un envío.

Ricardo Gutiérrez (DSA): “Bajo el lema, entre espacios de oración, convivencia, actividades en grupo, y
reflexión individual me encontré con un gran regalo: un espacio tranquilo para encontrarme, a través
de la Palabra, con Dios; un tiempo para detenerme, abrir la escucha a lo que Dios me quiere decir y
también a compartir en comunidad. Un Dios que quiere salir a mi encuentro y que gratuitamente quiere
lo mejor para mí, a no olvidarlo y tenerlo presente en todo momento ya que Él siempre quiere lo mejor
para mí. Renové mi relación con Dios y entendí, que siempre es posible volver a empezar”.