Taller de Lectio para Apoderados

“NO TEMAS, QUE YO TE HE LLAMADO POR TU NOMBRE. TÚ ERES MÍO” (IS 43,1)

Bajo este lema el 24 de junio se inició al Taller de Lectio para Apoderados del CSA, en tres sesiones y con tres horarios, con la idea de introducir en la Lectio, hacer ecos y escrutar. Un regalo tanto para los que dieron y organizaron el taller como para quienes asistieron, siendo testigos que el Señor no defrauda.

Dos monitores nos cuentan:

Jorge Uribe (B94), promesado: “Hace muchos años atrás, en clase de Ciencias Naturales hicimos crecer a Thor, un poroto en su algodón. Días después de plantado, Thor se abrió, sacó una pequeña raíz y más adelante logró asomar por el borde del vasito su primera hoja. Solo un poco de agua fue suficiente para que sepa crecer, ubicar dónde es arriba y abajo y empezar a dar fruto. Justo en la semana de la parábola del sembrador, me invitaron a dirigir uno de los talleres de Lectio. Estuvimos tres semanas con un grupo de apoderados repasando sus temas fundamentales; leer el mensaje de la Palabra, cómo hacer un eco y cómo profundizar mucho más escrutando. Es increíble ver cómo cada uno de nosotros tiene a un Thor adentro, su poroto en algodón que es semilla lista para germinar, y que con un poco de agua empieza a crecer. “Eso pude ver en el taller, que cada uno empezaba a crecer de a poquito, descubriendo un mundo que se abre al contacto de la buena noticia de Cristo resucitado, sacando una raíz que se enreda con cada persona. Ser parte de estos talleres me llena el corazón de alegría y feliz participo en otros en que se pueda sembrar la Palabra para ir viendo después cómo germina”.

Francisca Donoso (B98), promesada: “Fue un taller realmente renovador. Pudimos descubrir que la distancia física y el encuentro a través de una pantalla no son impedimento para experimentar el amor profundo de Dios. Fue un bálsamo para esta intensa cuarentena”.

Quienes asistieron nos comparten:

María Soledad Fuenzalida, apoderada: “Lo que más me gusto fue darme cuenta que Dios está siempre con uno, y que sólo debemos querer que él actúe en cada uno. Me encanto poder adentrarme en el conocimiento de la Biblia y poder hacer eco con mi grupo Resumen , me gusto todo!! Para mí este taller fue perfecto, incluso el tema de conectarnos por zoom resultó muy bien!”

Glenda Quinteros, apoderada: “Después del Taller me quedé con curiosidad y ganas de saber más sobre la Lectio,
aprendizaje y una sensación de paz muy linda al sentirme acompañada por la palabra de Dios. Me pareció todo bien preparado para llevar a cabo, horario flexible, el material bueno”.