DESAFÍOS DE LA TUTORÍA EN PANDEMIA

Soy Ignacio Vallejos V, exalumno del CSA de la generación 2009. Fui Scout durante 13 años de mi vida, Jefe de Grupo de Lectio desde III° medio, y este es mi 3er año como Promesado de Manquehue.

Estudié Ingeniería Comercial en la PUC donde, la verdad, nunca me sentí muy a gusto. Durante mucho tiempo estuve buscando un área de negocios que me hiciera sentido, y sin encontrarla, me fui decantando por tres opciones: Trabajar en una ONG, en una Fundación o en una Municipalidad. También, después de todo lo vivido con la “revolución pingüina”, me motivaba la idea de ser Profesor en Enseña Chile.

Al salir de la universidad en 2015, Dios me trajo de vuelta a San Anselmo: La misma semana en que di mi examen de grado se liberó un cupo en el Área de Servicio del colegio. El hecho de poder trabajar con fundaciones y municipalidades, y de participar de la vida escolar como educador fue para mí una fuerte señal de Dios para avanzar por este camino.

Desde ese momento he pasado por casi todas las áreas de Tutoría: Servicio, Tutor de 2 y 3 Ciclo, Jefe de Rama de Peregrinos, Asesor del CASA, de la Escuela de Servicio, y de Scout hombres. También he sido Profesor Jefe de dos cursos, los cuales me dieron la motivación para estudiaría Pedagogía en Matemáticas en la U Andes años más tarde.

Para mí la Tutoría es una relación de amistad en que un mayor le enseña a un menor a encontrarse con Cristo, y todas las actividades que organizamos en el área son para favorecer este tipo de relaciones.

Es por esto que en este tiempo a distancia hemos tenido que estar muy despiertos para no simplemente adaptar nuestras actividades de manera online, sino en fomentar de manera creativa este tipo de relaciones. Nuestra principal estrategia en este sentido ha sido desmenuzar nuestras actividades en objetivos y avanzar con ellos, así hemos adaptado retiros, planificaciones, jornadas, y las hemos ido cumpliendo en el espíritu de la Tutoría.

Por otra parte, el Centro de Alumnos, el Grupo Scout, la Escuela de Servicio, las Comunidades de Peregrinos y los Grupos de Confirmación, han sido clave para que el Espíritu de la Tutoría siga presente semana a semana en el San Anselmo.

Por último, hemos tenido que buscar maneras nuevas de insertarnos en la vida de los alumnos. Antiguamente teníamos los retiros, Campamentos, Trabajos y Misiones, reuniones, jornadas, y espacios dentro de la jornada escolar para ver a nuestros alumnos y profundizar en la amistad con ellos. Hoy nos hemos tenido que insertar en los cursos de manera más directa para mantener el contacto. Es así como se han ido consolidados los Tutores Acompañantes de Curso (TAC) quienes apoyan al Profesor Jefe en su labor de acompañar al curso; los Tutores Ayudantes de Asignatura (TAY) quienes apoyan en la labor educativa a los Profesores de Asignatura; y los Tutores de Apoyo Académico (TAA), quienes apoyan a nuestros alumnos académicamente más necesitados.