“UNA RELACIÓN DE AMOR Y CONFIANZA”: VISITA JEMIMA THOMPSON

El 12 de febrero llegó a Chile Jemima. Hija de Paula Méndez (B93), ex alumna del Colegio San Benito y Paddy Thompson, ex alumno de Ampleforth, quien vino el año 89′, durante su Gap Year, a vivir la experiencia de seis meses en el Movimiento junto a los oblatos; luego regresó a Inglaterra a estudiar en la universidad de Durham. “Quedó enamorado del Movimiento, quiso regresar a Chile, cosa que hizo varias veces. Cuando mi madre estaba en IV medio se conocieron y comenzaron a pololear. Se casaron en Chile y se fueron a vivir a Londres”.

Jemima es la mayor de cuatro hermanos. Su nombre viene del hebreo, una de las hijas de Job, y su traducción es Paloma. Estudió en Londres en un colegio muy nuevo que es solo para mujeres, perteneciente al Opus Dei. Regresará a Inglaterra a estudiar veterinaria en Liverpool.

Nos cuenta: “Mis padres son muy benedictinos, hacemos lectio en casa y todos los años participamos del retiro de Semana Santa en Ampleforth, pero nunca había vivido la experiencia cercana de Manquehue; es distinto que te la expliquen a vivirla. Este año también participaré junto a mi familia del retiro y ayudaré con el cuidado de los niños, pero es la primera vez que iré entendiendo de verdad lo que es la tutoría. Cuando lo ves en los colegios es mucho más fácil entenderlo.

¿Es lo que esperabas?

Mucho mejor. Las relaciones son muy distintas a las que estoy acostumbrada en Inglaterra. La relación entre los alumnos más grandes y los pequeños o con los profesores aquí es de amor y de confianza. En Inglaterra es como… “awkward” (relación incómoda), como que no quieren pasar tiempo juntos. Aquí se puede hablar con cualquier persona, los alumnos entran a la sala de tutoría y todos se saludan, los hombres hacen apretones de manos y no es incómodo.

Lo que más me ha gustado de este tiempo en Chile y en el MAM es la tutoría, el amor y la amistad que se encuentra, es muy linda, muy diferente a lo que esperaba.

¿Qué te gustaría llevar de vuelta a Inglaterra?

Me gustaría volver a Liverpool y ayudar a James Moroney, quien tiene un grupo de lectio allá, pero su grupo no conoce a Manquehue. No saben cómo funcionan las comunidades aquí y no tienen la misma espiritualidad de primera línea del Movimiento. Me encantaría juntarme con ellos y hacer mi propia comunidad con mis amigas. Tengo muchas amigas católicas y quiero invitarlas a hacer lectio. Siempre he hecho lectio en casa pero para mi no era nada especial; luego de estar aquí y hacerlo casi todos los días realmente me ha encantado y me gustaría poder compartirlo con mis amigas con la fuerza que tiene.