#UnaCulturaPorLaVida

Durante la primera semana de junio, a modo de preparación para el X Encuentro Mundial de las Familias en Roma (22 al 26 de junio), el Arzobispado de Santiago, a través de la Vicaría para Laicos, Familia y Vida, lanzó una campaña audiovisual que destaca conmovedores testimonios de personas que de forma silenciosa han optado por una cultura de la vida e invitan a sumarse a esta cruzada, en contraposición a la “cultura de la muerte”. Este encuentro contará  con actividades paralelas que se realizarán por todo el mundo en las diferentes diócesis. En el caso de Chile, se realizó una jornada especial el 25 de este mes para conmemorar esta celebración.

Según explica Miguel Ángel Herrera, director del Área de Incidencia de la Vicaría para Laicos, Familia y Vida, hicieron un estudio sobre las cifras de aborto, de suicidios, femicidios, eutanasia y homicidios en Chile, lo que llama la “cultura de la muerte en la sociedad”. Miguel Ángel añade que “muchas veces nos quedamos con datos de la realidad, de los problemas, que son dramáticos y terribles, y que hay que enfrentarlos con políticas públicas por parte del Estado y la sociedad. Pero, no queremos quedarnos solo con cifras, sino ir al centro del asunto. Y mirado desde una óptica de evangelización y de servicio, nosotros creemos que es mucho más grande el tejido de la cultura de la vida, del amor, de la solidaridad, pero pasa invisibilizado, lo importante es trabajar para potenciar la construcción de la civilización de la vida, que es parte de la civilización del amor”.

Para crear conciencia respecto a esto, decidieron lanzar esta campaña: “Es importante a través de los spots ver que existe otra cultura, que no es solo la muerte, sino que es algo mucho más extendido y más silencioso. A través de ellos podemos ver reflejado el amor, ese servicio, esa solidaridad que se da al interior de las familias y que nadie recoge”.

 

VIDEOS PUBLICADOS DE LA CAMPAÑA:

“Vivir para vengarse no es tener vida”

“No tengan miedo a adoptar”

“Una mujer trizada y restaurada por Dios”

“Sí a la vida”